La llegada al Monasterio es anunciada por un magnífico escudo en piedra formando esquina con la tapia, que mandó colcar Felipe II y en el que están reflejados todos los títulos del Emperador con esta inscripción:
«En esta Santa Casa de San Jerónimo de Yuste se retiró a acabar su vida el que toda la gastó en defensa de la fe y en conservación de la justicia. Carlos V el Emperador Rey de las Españas, Cristianissimp, invictissimo, murió a 21 de septiembre de 1558».

20130707-163538.jpg

20130707-163620.jpg

20130707-163633.jpg

20130707-163641.jpg

20130707-163650.jpg

20130707-163704.jpg

20130707-163712.jpg

20130707-163734.jpg

20130707-163749.jpg

20130707-163822.jpg
«Vivir quiero conmigo,
Gozar quiero del bien que debo al cielo,
A solas, sin testigo,
Libre de amor, de celo, de odio,
De esperanzas, de recelo.

A la sombra tendido
De yedra y lauro eterno coronado
Puesto el atento oido
Al son dulce acordado
Del plectro sabiamente meneado».
Fray Luis de León.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s